Diario Clarin 29/05/2017, Francisco de Zárate (Argentina)

Entrevista al candidato de Los Republicanos para representar en la Asamblea Nacional a los franceses residentes en América Latina.

Francia es uno de los países que más se organizó para integrar a los compatriotas en el exterior”. El que habla, Pascal Drouhaud (51), está directamente interesado en que así sea. Es el candidato de Los Republicanos, el partido conservador de Nicolas Sarkozy y de François Fillon, para convertirse en el diputado que a partir de las elecciones legislativas de junio represente en París a los franceses (nativos o naturalizados) que viven en América Latina.

De los 577 asientos de la Asamblea Nacional, 11 están reservados para los diputados que representan a las 11 regiones en que el Estado francés divide electoralmente al resto del mundo. Este ex ejecutivo de la multinacional ferroviaria Alstom espera que una mayoría de los 100 mil franceses que viven entre Río Grande y Tierra del Fuego le concedan el próximo sábado 3 el único escaño que hay para la región y que en 2012 fue para los verdes. El voto, a través del consulado, es adelantado. Según Drouhaud, que este año compite con otros 17 candidatos, aquella derrota tuvo que ver con las divisiones que vivía entonces su partido. Como dijo a Clarín el miércoles en Buenos Aires, “dividido, perdés; unido, ganás; es tan sencillo que muchos lo olvidan”.

– ¿Qué problemas en común pueden tener un francés residente en Tegucigalpa y uno de Buenos Aires?

– La relación con el Estado francés en las diferentes etapas de vida que uno pasa en el extranjero. Para los más jóvenes, el acceso al liceo francés, la posibilidad de tener becas, la enseñanza del idioma, etc. Para los jubilados, un problema muy común es la necesidad que tienen de demostrar cada año que están vivos. Yo quiero hacer algo tan natural como un formulario digital para eso. Hasta ahora, tienen que mandar un certificado por correo postal, que a veces llega tarde o se pierde y se quedan sin el pago de la jubilación.

Leer más…